Período 131º – Reunión 8º – Sesión Ordinaria 6° – 3 de julio de 2013

Volver

3 julio, 2013

Compartir:

Sr. Prat‑Gay.- Señora presidenta: seré breve porque ya pasaron ocho años desde la sanción del Senado de esta norma, y finalmente la discusión está encaminada hacia su aprobación.

Acompañaremos la aprobación de este proyecto de ley porque entendemos que hará la vida un poco más difícil a quienes cometen delitos tan aberrantes, como el que estamos discutiendo contra la integridad sexual.

Consideramos que el registro no es una herramienta perfecta, pero debería acompañar y favorecer la investigación de este tipo de delitos. En este sentido, estamos de acuerdo con el espíritu de la norma. Sin embargo, sugerimos que al momento de la reglamentación, en la medida de lo posible, se tengan en cuenta algunas cuestiones. Por ejemplo, garantizar el carácter reservado de esta información. A nuestro modo de ver la redacción del artículo 7° es demasiado laxa y podría ser más restrictiva.

Para finalizar y no utilizar más tiempo, quiero manifestar que tenemos dos objeciones; una ya ha sido citada en repetidas oportunidades: ¿cuál es la necesidad de mantener el registro durante cien años? Ese plazo nos parece excesivo. Inclusive, no hay demasiados antecedentes en el mundo respecto de registros que tengan un período de vigencia tan prolongado de esta información.

Por otro lado, del artículo 6° no surge con total certeza que solamente van a guardarse las muestras de aquellos que hayan sido debidamente condenados. Entendemos que hay un margen de error de muestras anónimas, y nos preocupa la utilización que pueda tener esta medida. Por ese motivo planteamos esta objeción.

La última reflexión que deseo hacer es que aún cuando esta herramienta sea sancionada, es posible que siga sucediendo lo que ocurre en la actualidad. Me refiero a las violaciones múltiples, casos en los que a pesar de contar con todas las demás pruebas excepto las de ADN, los imputados por estos delitos al poco tiempo salen en libertad y vuelven a reincidir.

Esta ley puede ser un aporte en la dirección correcta, pero indudablemente no constituirá la solución definitiva a un problema que es multidisciplinario y requiere del trabajo no solo del Poder Legislativo sino también del Poder Ejecutivo.

 

 

Etiquetas:
Sin etiquetas.
Compartir:

Últimos tweets