Entrevista a Elisa Carrió

Volver

13 agosto, 2012

Compartir:

Entrevista a Elisa Carrió en el programa Desde el Llano, TN, 13 de agosto de 2012 Leer más

JOAQUÍN MORALES SOLÁ, conductor. Elisa Carrió.
Lilita, la primera que le quiero hacer viendo todo lo que está pasando, ¿cuál es su opinión sobre la situación de la democracia en la Argentina?

ELISA CARRIÓ, diputada de la Coalición Cívica. El problema de la democracia es cuando no hay república. Una democracia sin república, sin división de poderes, sin control, es una dictadura de la mayoría y en consecuencia es un sistema autoritario. Si a eso se le establecen… es decir, ¿cuándo no es dictadura de la mayoría? Cuando hay tribunales independientes, cuando actúa la justicia. Por eso siempre una democracia por lo menos constitucional es: constitución, república, regla de la mayoría y tribunales independientes que hagan efectivos los derechos. Hoy estamos por el aniquilamiento republicano que produce el kirchnerismo, total; jueces que garantizan impunidad, escribanías en el congreso, concentración de poder, impedimento y persecución y control de la sociedad, estamos frente a una dictadura de la mayoría, caracterizada por el fascismo, es decir por la imposibilidad de pensar. Y sin garantías constitucionales, porque dónde está la garantía constitucional para millones de habitantes, ¿por qué no puedo comprar un dólar yo y por qué la señora presidente puede pagar 2300 millones de dólares? ¿Por qué una persona que sacó (¿?) en dólares no puede pagar y entra en incumplimientos por prohibiciones de hecho? ¿Por qué una presidente de la nación puede intervenir una empresa, se trate de Ciccone, mire lo que les digo, que es una empresa cooptada por el gobierno, de Boudou, pero es una empresa y no es una empresa pública; se trate de YPF y mañana cuál va a ser, la empresa de un opositor empresario? A ver, ¿por qué no puede intervenir Techint? Este procedimiento es confiscatorio. Esto está creando un precedente que no lo leí en ningún diario y esperé una semana.
Entonces no se trata de porque a mi no me guste el dueño de la empresa, en este caso son un grupo de mafiosos, los amigos de Boudou. Pero el precedente es el atropello, entonces mañana un opositor tiene un negocio, intervengo la sociedad y mando a expropiar, pero me apodero en el acto sin pagar indemnización, me voy y ocupo. Mírense en el espejo porque esto va a suceder.

JM: ¿Cómo se explica este control que usted dice sobre empresas? Y de pronto estaba recién en el reportaje con Mauricio Macri que decía que al final los subtes están en manos de los delegados, no gobierna el gobierno nacional, el gobierno…

EC: Esto se llama anomia. Lo que viene en el país y yo lo dije hace tres semanas, es anomia. ¿Qué es anomia? Anomia es cuando no hay autoridad, anomia es cuando todo está disgregado, nadie reconoce autoridad, no hay justicia, no hay policía, nadie se hace cargo, porque en todo caso está claro que la presidenta tiene un embate contra Mauricio Macri, ahora está claro que Mauricio Macri tiene una incompetencia feroz, porque firmarle un acta a la presidenta y aumentar y después decir «no me transfirió», la verdad, no puedo calificar de otra manera. Pero alguien le tiene que decir, nadie puede ser tan incompetente.
Entonces, ¿a qué están jugando el gobierno nacional y Macri, Cristina y Macri? A desentenderse del problema de un millón de argentinos.
¿Cómo contestaría yo en este momento, con este poder fascista, con esta dictadura de la mayoría? Yo me hago cargo del subte, aunque tenga que bajar costos en otras partes de la ciudad, porque no es hacerse cargo del subte, hay que hacerse cargo de un millón de ciudadanos. Alguien se tiene que hacer cargo, cuando nadie se hace cargo hay anomia. Y cuando nadie dicta una conciliación obligatoria, en este caso Tomada, en un servicio público esencial, hay anomia. Y cuando la policía no actúa hay anomia y entonces va a haber vandalismo. ¿Saben lo que es el vandalismo? Es cuando un grupo toma algo, toma lo otro.
Pero a ver, la pedagogía del poder es esta. Si la pedagogía del poder es: no me gusta esta empresa, la tomo; tengo que encubrir al vicepresidente y a mi misma y a Moreno. Hay que terminar con el cuento de que Boudou compró solo Ciccone.

JM: ¿Quién más compró?

EC: Obviamente hay participación de otros funcionarios del gobierno, entre ellos Moreno y la presidenta no es ajena a esto, la presidenta sabía absolutamente esta operación, es imposible que en el poder kirchnerista que controla todo la presidenta no sepa lo que hace su ministro de Economía y electo vicepresidente. Esto es para encubrirlos a todos.
Entonces anomia es sin autoridades, esto es el desamparo más brutal de una sociedad que no sabe a quién recurrir.

JM: Usted hablaba recién de Boudou y recordaba que la situación judicial de Boudou había provocado la caída de varios funcionarios judiciales, entre ellos el jefe de los fiscales, Esteban Righi. Esto provocó que se propusiera un primer candidato, Daniel Reposo que el Senado le hizo saber a la presidenta que no se lo iba a aprobar, lo retiraron y ahora está la doctora Gils Carbó que usted impugnó pero que es la única política que impugnó esa designación. Y le digo esto porque ella viene con fama de fiscal de cámara, no es Reposo, ¿por qué la impugnó?

EC: Porque me parece que hay una cierta mediocridad inocente en la política argentina que va a hacer que termine designada la más peligrosa.
Cuando lo eligen a Reposo, que es obviamente un impresentable, por tal, por ser un impresentable es en todo caso inocuo.
Ahí viene una interna del oficialismo, del propio PJ, entre los sectores del PJ que no lo querían a Reposo porque no lo querían a Boudou y otro sector del PJ que quería imponer la procuradora. ¿Cuál era el otro sector? Moreno. ¿Cuál era la candidata del señor Moreno? Gils Carbó. ¿Quién ganó? Moreno. ¿Quién es Gils Carbó? Alguien que se expresó fanática del gobierno, que fue intimada por la Corte para entregar expedientes. Entonces ya no tiene energía la política ni el periodismo para darse cuenta que la nueva jefe de los fiscales no representa a la ley. Yo le hice la impugnación, aparte de la cuestión de cómo manipuló el expediente de Papel Prensa, cómo estuvo por los intereses usurarios en su momento cuando asumió, tres preguntas que no las público un solo periodista que sigue el Senado y que no se las publicó el presidente de la comisión. Le pregunté cuál era su relación de trato con el señor Nissen, abogado del señor Moreno; cuál era su relación con el señor Moreno, secretario de Comercio y si su hija estaba empleada en Telam. Nadie le preguntó.

JM: ¿Y ella contestó?

EC: Es que nadie le preguntó.
Un senador opositor preguntó. Entonces, para saber lo que pasó en el Senado hay que saber que la oposición a Reposo estaba acordada con sectores del oficialismo que no querían un candidato de Boudou. El problema es que acá hay que regular, hay que ver lo que viene y ¿por qué algunos interesados ni siquiera se preocupan? Porque creen que se los sacan de una causa. Esto es peligroso porque esta señora es la que va a llevar a cabo, la que va a decidir, la que va a controlar a quienes acusan por corrupción al gobierno. ¿Puede una fanática de un gobierno, -porque este es el problema que tiene con Righi a quien yo también impugné por todas estas relaciones oscuras de los estudios con los jueces y fui la única que lo impugnó en su momento-, puede una persona que se declara fanática de un gobierno representar la ley? Pero ya nadie se atreve porque quedaba bien impugnar a Reposo y no queda bien. Es como el tema del subte, ¿por qué Mauricio Macri firmó el acta acuerdo? Porque era amigo de Schiavi, ¿quién era Schiavi? Él era padrino de sus hijos, y entonces firmó porque Durán Barba le dijo que ella estaba alta en las encuestas y que quedaba bien firmar, como le dijo Durán Barba a los opositores que vayan a aplaudirla a Cristina en el acto de Malvinas y se los llevaron puestos.
Yo siento mucho y les pido perdón que no me hayan escuchado a tiempo ni la sociedad ni grandes sectores del periodismo ni de la política, pero ahora vamos a tener que vivir lo que se construyó, vamos a tener que vivir esto. Entonces hay que tener mucha serenidad, un fuerte llamado a la no violencia de la sociedad porque el poder está muy violento. Y acá hay que oponerle a la prepotencia y a la locura y al fascismo, no violencia y saber que vamos hacia la república.
El kirchnerismo es como una muralla pero en algún punto está desmoronándose. Hay que poder transitar detrás del muro y seguir a esa Argentina republicana y de valores, y sino estamos perdidos como Nación.

JM: Lilita, usted le hizo hace poco una denuncia contra la presidenta por el pago del Boden 2012.

EC: Yo le hice la denuncia a la presidenta porque usó dinero para pagar la deuda mientras prohíbe al resto de los argentinos comprar un dólar.

JM: ¿Pero pidió no pagar?

EC: No, yo lo que digo es que no puede pagar a costa de que no paguen los argentinos sus deudas contraídas en dólares.
El código civil establece que si yo puedo pactar una cuenta en dólares, cualquier argentino compra una casa en dólares, en una escribanía. Entonces el argentino que trabaja y quiere cambiar los dólares no puede porque la prohición es de hecho, porque ni la AFIP tiene facultades para hacer esto y el Banco Central no es que prohibió, tampoco tiene facultades, sino que todo es un «no». Entonces un argentino que tiene un 28% de inflación que lo están llevando, si no puedo comprar dólares, si no puedo ahorrar, tengo que gastar.
A fin de año las clases medias argentinas, trabajadoras, etcétera, están fundidas porque van a tener muchos billetes que no van a servir para nada. Entonces va a ser igual que en el 2001, igualito. La diferencia es que allá nos sacaron los ahorros y ahora nos están sacando los ahorros con la inflación. Ahora, pregunto, ¿cuál es la contraparte? El enriquecimiento extraordinario de los funcionarios públicos.

JM: Qué país raro, ¿no? Es el único país en el mundo donde siendo funcionario se aumenta la fortuna.

EC: Pero bueno, es el «roban pero hacen», la mayoría de los argentinos dicen «roban pero hacen», lo que no cuentan es que un día te roban a vos y cuando te entraron en tu casa recién te diste cuenta.
Yo tengo algunas certezas, una que podemos salir adelante, al futuro. Otra, que no hay que hacer demagogia ni campaña electoral oportunista a presidente de la nación cuando vamos a pasar lo que tenemos que pasar todos los argentinos. Y la otra es que en algún momento vamos a tener que llorar porque exista la ley. Yo te puedo asegurar, Joaquín, se los digo a todos y se los digo con mucho amor, vamos a llorar que existan los mandamientos, de no robar, de no mentir, de no usar al otro. Todos vamos a tener que llorar por una Argentina de valores. Lo que no pudimos elegir por decisión, porque había mucho dinero, lo vamos a tener que elegir por dolor y espero que lo elijamos. Un país tiene un karma y el karma son los actos que produce. Cuando nosotros no queremos ver, cuando nosotros no queremos los valores, cuando lo único que nos importa es el dinero, dice una vieja historia hebrea que dios da a los pueblos como castigo lo que quieren. (¿?). Y cuando critican a la oposición, la sociedad no quiso una oposición dura, la opositora dura, la única opositora que tuvo este país desde el 2003 éramos nosotros y sacamos el 1,8. La sociedad quiso a un opositor blando, a Binner. Ahí no hay oposición, pero esta ha sido una decisión colectiva.
Entonces uno tiene que entender cuáles son las consecuencias de su decisión. Las consecuencias de su decisión son que no exista oposición y que exista un gobierno que atropelle. Estas son las consecuencias. Y que todos guiados con encuestas para quedar bien y ser demagogos con el pueblo y mentirle, dejan de hacer política y de defender a su gente. Entonces, vemos en el gobierno de la Ciudad, cómo le va a firmar esa acta. Ahora, una vez que firmó el acta lo entramparon. Una vez que uno va al diálogo y aplaude te llevan puesto.
Si la sociedad quiere que haya políticos que los defienda, tiene que acompañar a los que los defienden, no a mi, yo ya estoy afuera de la historia. Pero a mi alguien me dijo, «¿Por qué nos hiciste hacer todo esto para defender a la sociedad si al final nos castigan y no castigan a los que no hablaron, a los que votaron todas las leyes, los que votaron el traslados de las AFJP para que se roben la plata de los jubilados, a los que votaron la ley de medios para que se lleven puesta la prensa?», a esa oposición votó la gente. Y los que pusimos el cuerpo dijeron «hay que castigarlos porque dan malas noticias». Muy bien, ahora tenemos que salir a la Argentina y ahora es mucho más difícil, pero es mucho más difícil por una decisión colectiva. Si la decisión colectiva es «no vamos a votar más corruptos, vamos a premiar la república», si la decisión colectiva es «vamos a controlar a nuestros políticos, si la decisión colectiva es «es imposible que los políticos que cobran sueldo no se hagan cargo de sus responsabilidades», quizás tengamos otro país. Pero no es Cristina solamente, que es una dictadura mayoritaria fascista, con una mujer con desmoronamiento de carácter, caprichos, etc. Y soledad.
No sólo es eso. Tenemos que repensarnos nosotros como nación.

JM: Gracias, Lilita.

EC: No, al contrario.

Etiquetas:
Sin etiquetas.
Compartir:

Últimos tweets