Entrevista a diputado Alfonso Prat Gay en el programa de radio El Exprimidor de FM Imagina, el viernes 2 de marzo de 2012

Volver

2 marzo, 2012

Compartir:

Sobre el Banco Central. “la matriz es la misma; no solamente en lo monetario, sino que como argentinos hemos tenido una dirigencia que en los últimos sesenta años, cada vez que hubo un mango se lo gastaron” Leer más

ARI PALUCH (CONDUCTOR): Alfonso Prat Gay. ¿Cómo va, Alfonsito? Buen día.

ALFONSO PRAT GAY (DIPUTADO NACIONAL COALICIÓN CÍVICA Y EX PRESIDENTE DEL BANCO CENTRAL): Buen día.

AP: ¿Lo planteamos divertido, por lo menos, el tema?

APG: Sí, la verdad que sí, porque todavía estoy recuperándome de las tres horas y cuarto, Ari, que no fue fácil.

AP: Bueno, con la guita que ganan, viejo, se aumentaron ciento por ciento el salario, algo tienen que hacer…

APG: Eso, si querés, lo podemos hablar, también. Porque nosotros fuimos los únicos que estuvimos en contra de eso.

AP: Yo tenía trece años, en el 75, cuando lo veía a mi viejo muy preocupado, todos los días, cuando volvía del laburo, por un tal “rodrigado”. Esa es la primera que me acuerdo, porque me acuerdo que antes había un señor que se llamaba José Ber Gelbard que hablaba de “inflación cero”. Y después no vino la inflación cero; vino la hiperinflación. Y con los militares lo mismo, y con los radicales, y con Ménem. Entonces, hoy en día, en la Argentina tenemos inflación, que es insufrible pero no es hiperinflación, pero yo soy un miedoso que piensa que si al señor de la maquinita del Banco Central, como el que hace los ravioles, le va dar y le va a dar y le va a dar, yo tengo miedo de que haya hiperinflación…

APG: Y podrías irte más para atrás, Ari, inclusive, y tocar el ícono del General, ¿no? No nos olvidemos que en época de Perón había muchísimo oro en el Banco Central, y cuando (¿?) se fue no quedó nada. Y un poco, la matriz es la misma; no solamente en lo monetario, sino que como argentinos hemos tenido una dirigencia que en los últimos sesenta años, cada vez que hubo un mango se lo gastaron. Cuando hubo plata en las cajas jubilatorias, bueno, Perón la gastó; los Kirchner se llevaron las AFJP. El mismo modelo, ¿no? Y cuando hubo plata en el Banco Central, siempre hubo un vivo que se le ocurrió… “bueno, usémoslas, total nadie se da cuenta”, y después encontrás todos los pretextos o todos los justificativos que querés.

AP: Lo que vos decís es muy cierto: siempre, terminaron manoteando la caja previsional. Y bajo el nombre que le quieras poner (ANSES, AFJP, Caja de Jubilaciones), siempre las terminan manoteando.

APG: Y, son las dos cajas más apetitosas, Ari. No solamente la previsional, porque en el fondo, bueno, de esto quién se va a dar cuenta, si hay que pagarlo dentro de veinte años. Y el Banco Central es la misma lógica, porque la plata está ahí. Entonces, la tentación, a menos que tengas un Banco Central no solamente independiente, como dijo la Presidenta ayer, sino efectivamente protegido por la ley, entonces la tentación es irresistible. Le pasó a Marcó Del Pont, pero también le pasó a Redrado. El primero que provocó una modificación notable en la Carta Orgánica para facilitar el traspaso de fondos, fue Redrado en el 2008. Sin esa modificación, ya en el 2008 hubiera habido problemas. En ese momento se quedó disfrazada, porque los adelantos transitorios se podían usar para otra cosa, pero la realidad, Ari, es que si vos tomás los últimos cinco años -para no echarle toda la cuenta a Mercedes Marcó Del Pont- de relación entre el Banco Central y el Tesoro Nacional, son doscientos veinte mil millones de pesos que el Central le giró alegremente al Tesoro de la Nación. Y lo voy a repetir: doscientos veinte mil millones de pesos. El año pasado fueron ochenta y cinco mil millones de pesos: más de veinte mil millones de dólares.

AP: Entonces, hoy tendríamos que tener, en reservas, unos setenta mil, ochenta mil millones de dólares…

AFP: Sí, no todo es reserva, porque parte es emisión directa, con adelantos o con giro de utilidades. Pero lo que importa es que recursos fiscales que recibió el Tesoro de la Nación, simplemente por ser accionista del Banco Central, son doscientos veinte mil millones de pesos en cinco años.

CLAUDIO ZLOTNIK (COLUMNISTA): Ahora, una de las respuestas que te podrían dar, Alfonso, es que la contraparte de eso es que el país, digamos, está bien, pagó con reservas, pero del otro lado no se endeudó, entonces puede ser que eso lo haya favorecido.

AFP: Eso me lo podrían dar. Yo no lo acepto, y creo que vos tampoco. Porque sabés que hay una contraparte, que es endeudamiento. Al Banco Central no le llueven los dólares como maná. El Banco Central los tiene que comprar a los dólares. ¿Y cómo los compra? Emitiendo un pasivo. Y ese pasivo puede ser o bien una letra, o lisa y llanamente, la emisión monetaria. En los últimos dos años, durante la gestión de Marcó Del Pont, la emisión monetaria aumentó un cuarenta por ciento. Entonces, a menos que vos creas que esa deuda no tiene ningún valor y que vas a hacer pito catalán, y que no te importa -me parece que el discurso oficial está muy cerca de esa línea-, entonces ese pasivo hay que respetarlo. ¿Y cómo hay que respetarlo? Manteniendo la estabilidad de ese pasivo. Y ahí entra todo lo que decía Ari hace un rato: cada vez que en Argentina alguien tuvo acceso a la maquinita -nunca más que ahora se puede hablar de esto porque estamos hablando en términos operativos, con la ex Ciccone, pero esa es otra cuestión-pero cada vez que un gobierno tuvo acceso a la emisión de billetes, siempre hubo una inflación. Y en general hubo una inflación creciente y muy alta.

CZ: Y hoy por hoy, la situación económica de hoy, ¿puede equipararse con las veces en que ocurrió lo mismo y terminó en hiperinflación?

APG: No, no puede equipararse porque todavía hay muchas reservas y porque todavía tenés un margen en lo comercial, de oferta de dólares, que por supuesto nada tiene que ver con el kirchnerismo, sino pura y exclusivamente con los precios de la soja y de los granos. Porque ahí vamos de lleno a la otra cuestión: si vos mirás… ahora resulta que YPF es el tirano, pero durante ocho años la producción petrolera en Argentina no hizo más que caer. Está bien, YPF cayó más que otros. Pero todo el esquema energético y toda la política energética llevó a una caída del treinta por ciento de la producción de petróleo. Eso es un fracaso rotundo. Después lo podrás disfrazar, que Eskenazi, que yo les dije esto, que bueno, que no sé, que el pozo que abrí la semana pasada…, pero la realidad es que un país, en un período de ocho años, un país energético, que se puede autoabastecer, la producción de petróleo cae casi un treinta por ciento, la producción de petróleo de YPF cae más de un cuarenta por ciento mientras que en ese período la producción de Petrobrás sube un sesenta y cinco por ciento, y no voy a otro lado, donde me comparo con Brasil, esto es un fracaso rotundo. Y lo que tiene este Gobierno – y ayer Cristina nos dio tres horas de demostración de lo que voy a decir- es una habilidad monstruosa para echarle la culpa al otro para cambiar la película, para no hacerse cargo de ninguno de los problemas.

AP: Dijo: “Si no fuera porque tuvimos que pagar el corralito, hubiéramos tenido mejores trenes”. ¿Es cierto o es mentira?

AFP: Es una demagogia inmensa, Ari, porque con ese argumento, depende del momento vos elegías qué hubieras hecho con esa plata. A mí no me consta que, aunque hubieran tenido esa plata, la prioridad hubiera sido proteger los trenes. Porque no está demostrado en la realidad. Y porque además tuvieron esa plata, se llevaron doscientos veinte mil millones de pesos del Banco Central. Y además, te agrego una cosa más, y esto hay que decirlo desde un punto de vista moral. Porque es tan falso lo que dijo la Presidenta ayer, que la mitad de los BODEM que se queja y que se los envía mal al corralito, porque en realidad venían de la pesificación, no del corralito, la mitad los emitió Néstor Kirchner; la mitad de los BODEM 2012, casi ocho mil millones de dólares, los emitió Néstor Kirchner. Casi todos los compró Chávez. Ahora, ayer nos tuvimos que bancar, sentados allí, que mintiera tan notablemente con esta cuestión, entre tantas otras.

AP: ¿Qué pasa cuando uno está sentado, es un especialista, un técnico en el tema del que está hablando una persona, y uno daría la vida por levantar la mano brevemente y decir: “Perdón Cristina, ¿puedo decirle?”…. Por ejemplo, yo estoy sentado y escucho que alguien dice: “Porque Ari Paluch está en 104.5”, y yo me salgo de la vaina por decirle no, no, no, 104.3. Y después dicen: “Ari Paluch es hincha de River”. No, no, no, yo soy hincha de Boca. Pero me tengo que quedar callado. ¿Tuviste esa impotencia, especialmente cuando habló de economía, de tres horas y cuarto, esa hora y media que habló de economía, tenías a cada rato ganas de decirle disculpe, señora, pero usted está equivocada?

APF: Sí, todo el tiempo. Pero bueno, es parte de…

AP: ¿Del juego, no?

APF: Es parte del trabajo, el respeto que hay que tener, y demás. A ver: hubo dos menciones concretas a algo mucho más cercano, cuando no se acordaba cuáles eran las cuasimonedas, que rescaté yo. Y alguien tuvo que explicarle, el Patacón, el LECOP. Y después, cuando hace esta gala de criticar no sé a quien de la decisión de limitar el giro de utilidades de los bancos. Esa fue idea nuestra de 2003, cuando teníamos que forzar la recapitalización de los bancos porque los bancos no tenían capital, no porque al Gobierno le faltaban dólares y entonces había que evitar que giraran los dólares al exterior. Y además de eso, todas las otras cosas que vos decías. Creo que ayer la tuvo más dura, igual, el PRO, que soportó estoicamente un ataque quizás justo, pero demasiado bajo, y totalmente innecesario…

AP: ¿Y por qué “justo”?

APG: Me parece que en lo medular, yo comparto que, sobre todo después de un accidente tan dramático como el que tuvimos una semana atrás, estar desligándose de las responsabilidades, tanto del Gobierno Nacional como del Gobierno de la Ciudad, es totalmente inaceptable. Y la manera en que se hizo de los dos lados es inaceptable. Pero creo que eso no justifica la bajeza con la que fue tratado Macri ayer, y además tampoco correspondía, en el discurso de apertura de sesiones, hacer política barata.

AP: Claro. No, en el día en que se hablase del Estado de la Nación, y como decía Pablo Mendelevich, no convertir al Presidente en un comentarista coyuntural y además partidario, ¿no?

APG: Exactamente. Me parece que eso estuvo totalmente fuera de lugar, y por eso rescato la postura de los diputados del PRO, que aguantaron la mejor cara que podían tener.

CZ: Alfonso, la reforma de la Carta Orgánica es una vieja idea de Mercedes Marcó Del Pont, esto de que el Banco Central no solamente esté mirando la inflación, preserver la moneda, como dice la Carta Orgánica, sino también darle bola a lo que es la actividad económica y el empleo. ¿Eso a vos te parece bien o mal que el Banco Central cambie su orientación?

APG: A mí me parece que el Banco Central siempre tuvo que haber hecho eso. Creo que si alguien interpretó que solamente tenía que ocuparse de la estabilidad de la moneda en todo momento, se equivocó. Y por más que no esté en el Artículo 3 de la Carta Orgánica, por lo menos yo puedo decir respecto a nuestra experiencia, nosotros sí que estábamos mirando que hubiera un equilibrio entre estabilidad de la moneda, estabilidad del sistema financiero, que fue la mitad de mi tiempo mientras cuando estuvimos allí, y por supuesto, pleno empleo. Nosotros podíamos crecer al nueve por ciento con una inflación del tres. Eso se puede hacer. Me parece que esa no es la cuestión. Yo no tendría un problema con que en el Artículo 3 se ponga que además de la estabilidad de la moneda se persigan otros objetivos que no sean entre sí contradictorios, porque me parece que de eso se trata hacer política monetaria. Me parece que lo que propone la Presidenta ayer es diferente; no creo que sea solamente el proyecto de Marcó Del Pont, porque dijo concretamente, usando ejemplos insólitos de otros Bancos Centrales, que necesita que el Banco Central financie al Tesoro. No es cierto que el Banco de Inglaterra nació para financiar una guerra, tampoco es cierto eso; sí es cierto que algunos Bancos Centrales, en esta última crisis, han hecho lo que tenían que hacer, que era emitir para contener un problema mayor. Me parece que lo propone la Presidenta ayer es más profundo que lo que en su momento propuso Mercedes Marcó Del Pont, y que es básicamente tener acceso irrestricto a las reservas y a los fondos del Banco Central. La paradoja es que ya no tiene, porque en la práctica, primero Redrado y después Mercedes Marcó Del Pont encontraron la manera de girarle, como te digo, doscientos veinte mil millones de pesos en cinco años, que con eso imaginate todos los trenes que podríamos tener, ¿no?

AP: O sea, que en definitiva, la derogación de la Ley de Convertibilidad qué va a implicar a futuro, ¿más de lo mismo, lo que ya se está haciendo, o un riesgo cierto de emisión desbordada e inflación desbocada?

APG: Mirá, permitime una explicación técnica si tenemos tiempo, Ari, porque sino es un poco confusa la situación.

AP: Sí. Pero no técnica. Muy clara, pedagógica.

APG: Bueno, voy a intentarlo porque…

AP: Porque sino es medio denso…

APG: Particularmente, complejo. La Carta Orgánica tiene límites muy estrictos de o que le puede girar al Tesoro.

AP: Sí. Se termina esa Carta Orgánica…

APG: Sí, lo que pasa es que vamos con un poquito de historia antes. Hubieron modificaciones para que le pudieran girar más; cuando eso no alcanzaba, vino el Fondo del Desendeudamiento, que era una manera bailada de modificar por única vez la Carta Orgánica, que en esas leyes o en esos decretos, decía: usted olvídese del Artículo 20 de la Carta Orgánica que le pone este límite, y yo le permito, Banco Central, que le gire reservas al Tesoro Nacional, siempre y cuando usted garantice un mínimo de reservas igual a la base monetaria. Vale decir, usted solamente puede girarle reservas excedentes, reservas de libre disponibilidad, por encima de la base monetaria. Casa una de estas (¿?) era una modificación ad hoc de la Carta Orgánica. ¿Qué pasó? Como se han quedado sin reservas de libre disponibilidad, de acuerdo a la definición de la Ley de Convertibilidad, ya no les sirve más la Ley de Convertibilidad. Hasta ahora, era el organismo a partir del cual se llevaban más reservas de las que le permitía la Carta Orgánica. Como ahora no tienen reservas de libre disponibilidad, ya pueden tirar al diablo la Ley de Convertibilidad y entonces llevarse todas las reservas que quieren. Con un agregante (sic) más, en línea con lo que vos preguntabas, que de la Ley de Convertibilidad -seguramente la gente se pregunta, la convertibilidad terminó hace más de diez años, cómo puede ser que la ley siga vigente-. Sí, siguen dos artículos vigentes de esa ley: uno es el que define las reservas de libre disponibilidad, que como digo, hasta ahora servía al Gobierno, ahora ya no le sirve más, porque no tiene las reservas: y el segundo, es el que prohíbe la indexación. Entonces, volviendo a tu pregunta, tenemos un esquema en el que ahora se le dice al Banco Central gírele todo lo que se le dé la gana al Tesoro de la Nación. Guillermo Moreno dice no se pueden entrar productos importados, y el segundo artículo de la Ley de Convertibilidad dice vía libre para la indexación. Esto, en un momento en el que a pesar de la desaceleración económica la inflación es más del veinte por ciento, es combustible no espiritual, sino inflacionario.

AP: Sensacional, o muy preocupante, pero sensacional la síntesis. Muchas gracias, Alfonsito.

APG: Gracias a ustedes, Ari.

AP: Alfonso Prat Gay, el diputado por la Coalición Cívica, el hombre que fuera titular del Banco Central de la República Argentina, que tiene ahora una propuesta presidencial para reforma de Carta Orgánica y derogación de la Ley de Convertibilidad.

CZ: Dejame aclarar algo, que por lo menos a mí me dijeron ayer once de la noche, desde el Banco Central, que desde la indexación, la prohibición de indexar continúa. O sea que no vamos a ir a una indexación. Eso es lo que están diciendo. Falta conocer el proyecto de la Presidenta que vaya al Congreso. Desde el Central dicen que va seguir siendo prohibido indexar.

AP: Bueno, cerramos, che.

Etiquetas:
Sin etiquetas.
Compartir:

Últimos tweets