El Indec se ríe del Chaco

Volver

26 agosto, 2015

Compartir:

TERADA SONRISAHace unos días, nuevamente el Indec sorprendió y ofendió a los argentinos publicando indicadores sociales que nada tienen que ver con la realidad. Mucho más para las provincias del noroeste y del noreste argentino, como mi provincia, el Chaco, donde los habitantes de una de las zonas más pobres del país debemos soportar que nos digan, con absoluta liviandad, que la pobreza en ese distrito es de apenas 8,4 % y la indigencia 1,4 %. Sería muy benévolo de nuestra parte señalar que los que realizan esa medición no conocen nuestra provincia, porque la conocen y muy bien, pero prefieren mentir.

Estos indicadores falsos desnudan las intenciones, tanto del Gobierno provincial como del Gobierno nacional, solo atinan y pretenden ocultar la pobreza en lugar de llevar adelante políticas para paliar ese flagelo. El Indec dice, además, por ejemplo, que la desocupación en Gran Resistencia es inexistente. Esto es simplemente una broma de mal gusto. Parece que se ríen de los chaqueños. Basta conocer el área metropolitana de nuestra ciudad capital, basta hablar con los vecinos y observar sus costumbres para darse cuenta de que se trata de una gran mentira. Cualquier medición seria muestra que los problemas socioeconómicos en el Chaco, como el desempleo, son alarmantes. Recorremos barrios periféricos de Resistencia constantemente, preguntamos y escuchamos qué opinan nuestros comprovincianos, vemos cómo viven, su realidad social desviste esta gran falacia.

Hay muchas ONG en la provincia trabajando contra la desnutrición, en especial la que padecen los pueblos originarios que habitan el interior, hay comunidades en El Impenetrable que se alimentan de lo que cazan o pescan y, como muchos otros, son víctimas de la política clientelar del Gobierno de la provincia. Sabemos que hay otras mediciones, como la del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina, que marca una pobreza cercana al 30 % y el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCI), que ya señalaba el año pasado que solo en Resistencia la pobreza ronda del 49,6 % y la indigencia del 13,4 %. Y estos indicadores sí tienen que ver con nuestra realidad.

En el Chaco falta trabajo, vivienda, agua potable, cloacas, el sistema sanitario es deficiente y la educación pública es castigada por la pérdida de días de clases por distintos conflictos, desde gremiales hasta problemas de infraestructura. Ese es el Chaco que vivimos diariamente, no el que nos quiere vender el Indec. Sabemos que el kirchnerismo va a manipular todos los indicadores sociales, va a mentir, va a tocar todos los números para poder mostrar a fin de año, cuando deje el Gobierno, que se irá dejando un país en una situación social inmejorable, está construyendo esa mentira de la mano del gran aparato de propaganda que maneja. Pero, hasta ahora, más que soluciones encontramos que han provocado un daño irreparable en todas las estadísticas económicas y sociales. En el futuro, no solo en el Chaco, sino también en cada una de las provincias argentinas, vamos a tener que trabajar muchísimo para corregir y ordenar los indicadores y conocer la realidad que nos permita salir de la mejor manera de esta situación.

La pobreza chaqueña es un problema grave que no se va a solucionar de un día para otro, no negamos eso, pero no tenemos dudas de que para poder reconstruir la situación social necesitamos alejarnos de la mentira y dar a conocer la verdad.

http://opinion.infobae.com/alicia-terada/2015/08/26/el-indec-se-rie-del-chaco/

Etiquetas:
Sin etiquetas.
Compartir:

Últimos tweets