Carrió presentó un proyecto para que la Cámara de Diputados repudie al gobierno nacional por impedir a LAN el uso de hangares. También impulsa un pedido de informes

Volver

28 agosto, 2013

Compartir:

La diputada Nacional Elisa Carrió (Coalición Cívica ARI en UNEN) presentó hoy un proyecto de repudio al gobierno nacional por la decisión de impedir a la empresa LAN Argentina hacer uso de hangares en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery.

“La resolución 123/2012 del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos es manifiestamente arbitraria y busca solo perjudicar a una empresa aerocomercial en particular”, afirmó Carrió quien también redactó un pedido de informes sobre el tema.

En los fundamentos del proyecto de repudio, Carrió sostuvo que se busca “afectar particularmente el normal desarrollo del servicio de LAN, en claro beneficio de Aerolíneas Argentinas, con el único fin de generar un monopolio que, en virtud de su posición privilegiada en el mercado aerocomercial obtenga los mayores beneficios comerciales posibles a costa de perjudicar a la empresa LAN o a cualquier competidor que surja en el mercado”.

“Desde la Aerolínea de bandera se han hecho públicas actitudes hostiles contra su principal competidora en los vuelos de cabotaje, la empresa chilena LAN. El presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, fue filmado en una reunión en el Centro Cultural Torquato Tasso durante Abril del año 2010, admitiendo haberle pedido personalmente a la Presidente de la Nación que le niegue rutas a LAN y acusando la misma de ser “la derecha pinochetista instalada en la Argentina”, escribió Carrió.

Y agregó:  “En lugar de buscar mejorar el servicio y buscar de esta manera la elección de los usuarios, se utilizan herramientas de presión inaceptables para que la empresa argentina tenga una mejor posición en el mercado o sea definitivamente un monopolio que deba ser usado por los usuarios sin elección cuando la elección es hoy posible. Este accionar no hace más que dejar en evidencia el marco de hostilidad en el que la empresa LAN debe realizar sus operaciones. Sin dejar de resaltar que de cumplirse tales pedidos, se afectarían y pondrían en peligro los puestos de trabajo argentinos, chilenos o de cualquier persona que dependen de esa empresa”.

Últimos tweets